cargando
Pol. Ind. Valdeferrín, Calle C, Nave 8, 50600 Ejea de los Caballeros, Zaragoza
Lun-Vie ► 08:00 AM - 13:00 PM , 15:00 PM - 18:00 PM
Pol. Ind. Valdeferrín, Calle C, Nave 8, 50600 Ejea de los Caballeros, Zaragoza
Lun-Vie ► 08:00 AM - 13:00 PM , 15:00 PM - 18:00 PM
Post Image
22 Abr, 2021
Posted by admin
0 comment

Forestalia impulsa cien parques de renovables

Debe iniciar los trámites antes de fin de año para no perder el derecho de acceso a la red para 6.000 MW. La empresa urge a la Administración a poner los medios necesarios para agilizar las autorizaciones.

La empresa aragonesa Forestalia pretende iniciar antes de fin de año la tramitación de más de un centenar de parques eólicos y fotovoltaicos repartidos por las tres provincias que suman 6.000 megavatios, más de dos tercios de la potencia en servicio en la Comunidad. Su objetivo es compartido por otros promotores del sector, que deben presentar sus proyectos a la Administración en un tiempo récord de cuatro meses para que no decaigan los permisos de acceso y conexión a la red otorgados en su momento. En esta situación hay actuaciones en Aragón para 13.200 megavatios.

La moratoria se aprobó el pasado mes de junio por parte del Ministerio de Transición Ecológica con distintos hitos a cumplir por los promotores con el fin de poner coto a la especulación, dado que se acaparan permisos de acceso y conexión con la intención de venderlos por un elevado precio a los que sí quieren montar aerogeneradores y plantas fotovoltaicas. Así, aludió a la necesidad de regular el mercado por decreto con el argumento de que cerca del 40% de los titulares de un permiso de acceso no tramitan más tarde el de conexión, copando el desarrollo de parques. Y las solicitudes en tramitación superaban los 430.000 megavatios, cuatro veces la potencia instalada y siete más de la meta establecida para 2030.

Reclamación compartida

En el caso de Forestalia, debe inciar ante las administraciones los trámites de autorización pertinentes, lo que llevará a presentar proyectos ante el Ministerio o el Gobierno aragonés en función de su potencia o de sus características. En líneas generales, los que no superan los 50 megavatios se cursan directamente ante la Dirección General de Energías y Minas de la DGA, que tiene un aluvión de tramitaciones en curso. De ahí la petición de Forestalia de reforzar los medios necesarioas en las administraciones para agilizar las autorizaciones, clave para seguir impulsando los proyectos de renovables.

De hecho, el presidente del Clúster de la Energía de Aragón, Pedro Machín, ha insistido este verano en reclamar celeridad a la Administración, dado que otras autonomías han “copiado” el modelo aragonés y podría peligrar su liderazgo. Así, recordó que hay 15.660 MW en desarrollo y es necesario “simplificar y digitalizar el procedimiento administrativo y reducir plazos”.

 

El grupo aragonés fundado por Fernando Samper pretende concentrar la mitad de sus nuevos proyectos en la provincia de Teruel, con casi 3.000 MW en 66 parques fotovoltaicos y eólicos.

Solo el denominado Plan Teruel, presentado en la sede de la DGA hace dos años, precisa una inversión de 2.400 millones. Forestalia carece de semejante músculo financiero y ha optado por centrarse en su papel de desarrollador, vendiendo después los derechos a terceros que disponen del capital necesario para hacer realidad los proyectos. Así ha pasado con la mayoría de los 2.000 magavatios que ha impulsado por el momento en Aragón, que ahora están fundamentalmente en manos de Repsol, BP y los fondos de inversión Copenhagen Infraestructure Partners (CIP) y Bruc.

En dos de los proyectos, Goya y Phoenix, se ha quedado un porcentaje de participación del 9% y del 25%, respectivamente, dentro de un conglomerado de grandes compañías, por lo que dispone en cartera de 650 megavatios. Yen algún caso la actuación la desarrolla en solitario, como una planta fotovoltaica de casi 50 megavatios en San Mateo de Gállego.

Impacto en el territorio

Desde la compañía se incidió en que, independientemente del titular final de los molinos y placas solares, la previsión es que el territorio se beneficie de unos ingresos de más de 400 millones en 30 años a través de impuestos y el arrendamiento de los terrenos, en su mayoría públicos.

Si se cumple el cronograma y las negociaciones llegan a buen puerto, el grueso de los 6.000 megavatios deberían estar en construcción a lo largo del próximo ejercicio.

El director general de Forestalia, Carlos Reyero, consideró que el real decreto estatal supone una una “oportunidad” para que Aragón se afiance como una de las autonomías líderes en el sector de las renovables, por lo que instó a las administraciones a seguir dedicando “los medios necesarios” a la tramitación de los múltiples proyectos y busquen las mejores fórmulas para agilizar las tramitaciones. “Es imprescindible”, dijo antes de destacar la “ocasión irrepetible” para crear empleo en el medio rural.

Reyero aseguró que la afección de la crisis asociada a la pandemia ha sido mínima, por lo que están “más que satisfechos con la evolución de los proyectos”.